Biblioteca de la Lectura en la Ilustración
Proyecto Admin
Identificación

Carta sobre el provecho que se debe sacar de la lectura de los buenos libros

Abate Jamán
1785

Resumen

El desconocido autor, que se esconde bajo el seudónimo de Jaman, a imitación del nombre del francés Nicolas Jamin, redacta esta breve reseña en defensa del texto de Jamin y de las tesis contra la lectura de libros prohibidos que en el libro original se defienden.

Descripción bibliográfica

Jaman, Abate, «Carta sobre el provecho que se debe sacar de la lectura de los buenos libros escrita por el Abate Jaman, colegial de Estrañesa», Memorial literario, 1787, VIII (agosto), pp. 470-473.

Ejemplares

Biblioteca Nacional de España

http://hemerotecadigital.bne.es/

Cita

Abate Jamán (1785). Carta sobre el provecho que se debe sacar de la lectura de los buenos libros, en Biblioteca de la Lectura en la Ilustración [<https://bibliotecalectura18.net/d/carta-sobre-el-provecho-que-se-debe-sacar-de-la-lectura-de-los-buenos-libros> Consulta: 28/09/2022].

Edición

De poca utilidad no serían nuestras lecturas si no procurásemos con ella nutrir y fortificar nuestra alma, extendiendo sus ideas y conocimientos para reformar así nuestros propios defectos. ¿Y cómo conseguiremos este bello fin sino por medio de una seria y pausada reflexión?

La atención, dice un sabio [1], da la vida a la lectura pues sin ella no es más que una función animal que deja al lector en su ignorancia. Aprender lo que se ignora, enriquecer el espíritu con las luces del escritor, corregir los defectos que provienen si no de la naturaleza [2], a lo menos de la educación, con un buen orden y método de los ilustrados autores [3], traer a la memoria los conocimientos que ella se tienen y, en fin, hacer nuestros los tesoros ajenos, es el objeto a que se dirige toda la lectura.

Es preciso confesar que nuestra memoria no es siempre fiel en manifestarnos ni aun todo aquello que con especialidad le confiamos y que, por lo regular, es nimiamente lacónica en sus extractos, pero tampoco se puede negar que la pluma es una grande coadjuntora para su cabal desempeño.

Los hombres más sabios persuadido de esta verdad y no queriendo malograr el dulce trabajo de sus lecturas, pero ¿qué digo? Anhelando por todos medios sacra sus utilidades y ventajas, no leían sin la pluma en la mano, apuntando cuanto les parecía útil y agradable. Los dos Plinios, Viejo y Joven, ambos a dos recomendables por su literatura, tomaban la pluma con el libro. El Ilustrísimo señor Climent, obispo de Barcelona, uno de los hombres más doctos que ha tenido la España en este siglo, tenía continuamente sobre la mesa una esquelita para apuntamientos importantes [4] y muchas veces en medio de la oscuridad de la noche se levantaba y escribía temeroso de que no se le escapase alguna especie importante.

Por último, el venerable Granada, aquel hombre de Dios que tan alto concepto ha merecido en todas las naciones cultas, lo encarga repetidas veces en su nunca aplaudida Retórica eclesiástica [5] y no solo exhorta este sabio maestro a que s noten las cosas importantes o lo que parezca más útil y no solo las figuras de sentencias y palabras sino hasta los vocablos y voces cultas.

He aquí, pues, amado mío, todo cuando puedo decirte sobre el asunto que te dignaste consultarme. Una obra nueva ha salido del célebre padre Jamín que te exhorto leas. En su Antídoto contra los malos libros encontrarás todo cuanto se puede decir perteneciente al asunto y juntamente el modo de formar una biblioteca, del mismo modo que en mi corazón hallarás siempre cuanto puedes desear de un verdadero y afectuoso amigo. Gerona, etc.

  1. San Isidoro, Summo bono, libr. 3. Nota del autor que, tanto en este caso como en las notas siguientes, copia a Jamín, Verdadero antídoto contra los malos libros, p. 75.
  2. Feijoo, fray Benito, Cartas eruditas y curiosas, T. II, Carta 2.
  3. Caracciolo, Marqués de, Última despedida de la Mariscala a sus hijos.Compuesta en francés por el — y traducida en castellano por Don Francisco Mariano Nipho, Madrid: Herederos de Escribano, 17897, tarde II, p. 28 y Jamin, Verdadero antídoto contra los malos libros, cap. 2, n. 13.
  4. En el elogio histórico que de él hizo el canónigo don Felix Amat Breve relacion de las exequias que por el alma del Ilmo. Señor D. Josef Climent celebró su amante familia en el convento de Predicadores de Barcelona en los dias 19 y 20 de diciembre de 1781 [1781].
  5. Granada, fray Luis de, Retórica eclesíastica, libr. II, cap. 8, n. 3 y lib. VI, cap. 12, & 1, n. 8 y 10.