Biblioteca de la Lectura en la Ilustración
Proyecto Admin
Identificación

Principes pour la lecture des poëtes, Tome second

Edme-François Mallet
1745

Resumen

El volumen segundo se inicia con las explicaciones que corresponden a la parte tercera que Mallet dedica a los grandes poemas: tragedia, epopeya y comedia. Confirma su firme convicción de que la poesía como la pintura constituyen artes de imitación y eso es lo que debe reconocer el lector en las obras que lee o ve representar. 

Comienza por el estudio de la tragedia donde sigue al dictado las ideas aristotélicas, acompañadas de comentarios de Horacio y Boileau. Se pregunta si en el género trágico debe estar presente el amor. Expresa los argumentos en favor y en contra para, según dice, dejar al lector la decisión de considerar los sentimientos amorosos propios o impropios de esta clase de obras. A favor, expone que el amor es el origen de pasiones funestas como la injusticia o la ambición, trágicas por definición; que también forma parte de las tragedias griegas y romanas; que existe una vinculación entre el amor y el sexo, y eso implica que deben aparecer todos los aspectos del corazón sensible para cautivar al espectador, para finalmente asegurar que la pintura del amor no es en sí misma peligrosa. 

En contra de su inclusión alega que degrada la gravedad del género trágico, que tampoco las tragedias modernas en las que se representa causan por ello impresiones más admirables que aquellas en las que sus únicos objetos son el terror y la piedad, que el amor desfigura al héroe y que no resulta especilamente apropiado subir a escena la imagen viva de la pasión amorosa. Reconoce, sin embargo, que la cuestión no es sencilla de dirimir, sino bastante problemática (p. 81). Analiza en detalle las pasiones trágicas, con ejemplos extraídos de los mejores autores.

Después pasa a estudiar el poema épico, en el que la maravilla constituye parte fundamental (p. 110), aunque matiza también los excesos que deben evitarse (pp. 125-126).

Continúa con la comedia donde se plantea la cuestión del ridículo cómico (p. 164). Concluye que no debe resultar demasiado fría, sobre todo durante la representación, por lo que conviene mantener la vis cómica. El autor debe además ofrecer situaciones interesantes que agraden al público. 

Concluye esta tercera parte de su tratado ocupándose del apólogo y la fábula.

La cuarta parte está dirigida a los lectores a los que insiste en que deben aprender a reconocer el talento y a rechazar la mediocridad, así como a ejercer la crítica siguiendo los dictados de los espíritus ilustrados. La intención de cualquier juicio crítico ha de ser instruir y agradar señalando el mérito y la utilidad de las obras comentadas (p. 263).

En resumen, con su guía recomienda al lector imparcial que acepte la autoridad de los preceptistas como medio para «resucitar» las reglas del arte y su manera de entender la escritura como imitación. La lectura, pues, redundará en la pervivencia del orden poético clásico, de la moderación en las costumbres y en la exigencia de una literatura contenida tanto en la forma como en el fondo.

Concluye el volumen con una práctica tabla de materias.

Descripción bibliográfica

[Mallet, Edme-François], Principes pour la lecture des poëtes. Tome second, Paris: Durand, 1745.
4 hs., 348 pp., 4 hs.; 12º. Sign: BUS BG/72835.

Ejemplares

Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca

BG/72835

Bibliografía

Cita

Edme-François Mallet (1745). Principes pour la lecture des poëtes, Tome second, en Biblioteca de la Lectura en la Ilustración [<https://bibliotecalectura18.net/d/principes-pour-la-lecture-des-poetes-tome-second> Consulta: 24/05/2024].