Biblioteca de la Lectura en la Ilustración
Proyecto Admin
Identificación

Principi fondamentali e generali dell Belle Lettere aplicatici alle belle Arti

Giuseppe Parini
[1803]

Resumen

El poeta italiano Giuseppe Parini (1729-1799) fue director de la Gaceta de Milán, además de ser profesor de Letras en la Escuela Palatina. Los Prinicipi fondamentali e generali dell Belle Lettere se publicaron en 1803 pero fueron redactados entre 1773 y 1775.

Su pensamiento poético responde a la idea general de promover el buen gusto como fundamento de la poesía. El tratado se organiza en dos partes. Componen la primera unos principios generales sobre el estudio de las Bellas Letras, mientras que la segunda se dedica a los que denomina principios particulares, que no son sino un estudio de la lengua italiana. Su planteamiento se basa en concienciar sobre la importancia del conocimiento de las reglas del arte por muy diversas que sean. Parte de la idea de que proceden de la observación, lo cual garantiza que no pueda dudarse de su veracidad. De este modo, asegura que tanto los poetas como quienes enjuicien las obras literarias deben conocerlos. 

No obstante, su visión no resulta dogmática. Le parece más bien el resultado de un proceso de observación y razonamiento en el que la autoridad por sí misma queda soslayada: 

El conocimiento de los principios y el establecimiento de las reglas, de los que resulta cada arte, nace de los repetidos intentos y observaciones que los hombres hacen sobre los objetos a los que aplican su pensamiento y su atención, y este es el modo por el cual se forman las artes. Pero la serie de tales tentativas y observaciones deben ser tanto más intensas y reflexivas cuanto los motivos son más poderosos en calidad o en número (p. 7).

El estudio del arte resulta, en consecuencia, un logro, pues el ser humano necesita comunicar sus pensamientos y sus sentimientos (p. 8). Sucede lo mismo con el lenguaje que, siendo un aprendizaje natural nacido de una necesidad, puede convertirse en objeto del arte. Mas no por ello deja de ser útil sino que, por el contrario, la máxima a la que deben obeceder las artes es interesar según corresponda a su objeto. En este sentido, de forma natural las artes nos conducen a la mayor perfección posible en relación al placer que causan y a la utilidad que proporcionan. De ahí que deba ser la variedad un elemento fundamental de cualquiera de ellas. Y ese ha sido el éxito de los autores que lo alcanzaron: 

De este modo, aumentando al mismo tiempo la cantidad de sentimientos placenteros en nuestra alma, aumentando, por una parte, la fuerza y la duración del interés, y, por otra parte, por la diversidad de los objetos empleados en la obra de arte, diversificando los sentimientos mismos, impidieron que nuestra alma, golpeada siempre en la misma dirección por golpes demasiado semejantes, no pasase fácilmente al hastío, al aburrimiento, a un estado de tristeza. Esta es la segunda observación esencial que los hombres hicieron sobre las bellas artes, este es el segundo paso que hicieron en la carrera de las artes, y es sobre esta observación común que se establece el segundo principio fundamental de las bellas artes, a saber, la variedad, que, ya sea sucesiva o contemporánea, no es sino la unión de muchos objetos diferentes, aptos para excitar en nuestras almas, ya sea por su naturaleza o por la conveniencia de su uso, un número de sensaciones placenteras, igualmente diferentes entre sí (p. 13).

Pero esa impresión fuerte y perdurable tiene su origen en la imitación de la naturaleza tanto para las Bellas Letras como para las Bellas Artes. No obstante, insiste constantemente en la necesidad de que el arte refleje la fuerza del objeto para que produzca sensaciones profundas capaces de perdurar en el alma y el pensamiento de quien las lee o contempla. Ambas constituyen un instrumento esencial para infundir nuevas ideas y placeres honestos a través de la representación de imágenes veraces (p. 22). 

La diferencia entre unas y otras se halla en la utilización del lenguaje por parte de las primeras, por lo que el estudio de la lengua italiana le parece fundamental para que las sentencias, los sentimientos queden reflejados en la locución y en el estilo. Como poeta, insiste en la importancia de estudiar el lenguaje y de conocer, más que las reglas poéticas, el funcionamiento intrínseco de las artes. 

 

Descripción bibliográfica

Parini, Giuseppe, «Principo fondamentali e generali delle Belle Lettere applicati alle Belle Arti», en Opere di Giuseppe Parini Milanese. Prose, Milano: Giovanni Silvestri, 1821, pp. 1-194.
XXXVI, 266 pp.; 4º. Sign.: BNE U/7373.

Ejemplares

Biblioteca Nacional de España

PID bdh0000127865

Bibliografía

Jacobs, Helmut, Giuseppe Parini (1729-1799) en el pasado y en el presente. La recepción de un poeta italiano en España, Madrid: Iberoamericana, 2010.

Stebbing, Henry, Lives of the Italian poets, London: Edward Bull, 1832. 3 vols. 

Cita

Giuseppe Parini ([1803]). Principi fondamentali e generali dell Belle Lettere aplicatici alle belle Arti, en Biblioteca de la Lectura en la Ilustración [<https://bibliotecalectura18.net/d/principi-fondamentali-e-generali-dell-belle-lettere-aplicatici-alle-belle-arti> Consulta: 22/02/2024].