Biblioteca de la Lectura en la Ilustración
Proyecto Admin
Identificación

La Riada por D. Candido M. Trigueros

Cándido María Trigueros
1784

Resumen

Los últimos días de adviento de 1783, y los días de cuaresma del siguiente año, hicieron testigo a la ciudad de Sevilla de un evento metereológico de relevante magnitud. La ciudad del Guadalquivir veía cómo el río se desbordaba a causa de un copioso y persistente diluvio que tuvo inicio en los últimos días del año y recobró sus fuerzas en abril de 1784. Francisco de Borja Palomo relató en Memoria histórico-crítica sobre las riadas, o grandes avenidas del Guadalquivir en Sevilla (1877) la crónica de este atentado hidráulico contra la ciudad Hispalense. Con las primeras amenazas de lluvia, el barrio de Triana quedó anegado, siendo altamente dificultosa su comunicación con el resto de la ciudad. Los suelos de algunas casas resultaron inservibles por la persistente caída de agua, la cual produjo, según cuenta el cronista, que los husillos de presas y compuertas no pudieran retener el torrente que, con la ayuda de los vecinos, fue contenido con más de un centenar de colchones domésticos. La ciudad sevillana fue transitada con barcas y canoas, permitiendo así un recorrido desolador por una de las ciudades con mayor actividad comercial de la España del siglo XVIII.

Este evento, que todavía pervive en el imaginario de la historia de la ciudad, dio oportunidad a un poeta, Cándido María Trigueros (1736-1798), para componer un poema épico que narrase el esfuerzo colectivo de los habitantes de la ciudad contra la inclemencia del temporal. El poema, titulado La Riada, fue publicado en la misma ciudad en 1784, con una dedicatoria dirigida al secretario de Estado, el conde de Floridablanca, en agradecimiento y alabanza por su interés en la situación de Sevilla, localidad en la que el poeta había residido durante largo tiempo alcanzando el distintivo de miembro de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. A la dedicatoria le sigue un texto prologal titulado «Al que leyere»,  donde el autor relata los motivos que le llevaron a la composición de un poema épico y, especialmente, al porqué de sus características poéticas. 


Se trata de un prefacio con un receptor y un objetivo determinados: la protección de su poema por medio de una justificación y discusión de nociones de poética para confutar la esperada, y temida, reacción de la crítica.  La composición de un poema épico seguía siendo por aquel entonces una preocupación para teóricos, críticos y poetas. En las discusiones literarias era todavía uno de los temas de discusión; también era una de las causas de confrontación. Siendo un miembro activo en la República de las Letras, Trigueros era conocedor de los aspectos que motivaban aquellos debates literarios y, por ello, justificó los rasgos poéticos de su poema.

En primer lugar, el poeta manifiesta su descontento con la intransigencia del juicio de críticos y filósofos quienes en sus valoraciones formulaban verdaderos ataques ad hominem, en lugar de limitar su análisis a cuestiones estilísticas y literarias. Sostiene que los verdaderos genios épicos siguieron la norma de su propio juicio, entre los que cita a los antiguos Homero y Virgilio, y también a los modernos Ariosto, Camoes, Tasso, Milton; e incluso a contemporáneos como Voltaire y Klopstock. La heterogeneidad de sus referentes épicos comulga con un discurso que veladamente reclama la liberación de la restringida composición poética. Es por ello que considera acertado la construcción de su fábula por medio de deidades que no fueron utilizadas por los autores antiguos, quedando traducida la inundación de la ciudad de Sevilla en un mitológico cruce de amores y celos entre Hispalis, Júpiter, Juno y Betis. En segundo lugar, Trigueros justifica su poetización mediante figuras alegóricas por no compartir los elementos mágicos y maravillosos de la épica cristiana de Tasso, Milton o Voltaire. Su poética se aproxima, por tanto, más a la de Homero o a la del Mantuano, así como su temática. Por esto último, elabora su defensa frente a posibles denuncias ante su falta de originalidad en la invención por haber basado el diseño de su poema en las tempestades y tormentas de aquellos poetas.

Junto a las nociones de poética discutidas, Trigueros apela a la gravedad de los críticos explicando en calidad de poeta cómo se ha de entender la correcta imitación de los autores épicos, solicita que se evalúe la exagerada autoridad que se ha otorgado a los cánones y a las reglas, sostiene que la razón por la que no se componen poemas épicos de relevancia en ninguna lengua es debido al fanatismo de los críticos, y, como aspecto de mayor modernidad, defiende cómo la crítica debe flexibilizar y tolerar nuevas formas poéticas.

Este prólogo, más próximo a ser un anticipado discurso de defensa, recibió meses después una dura respuesta. Juan Pablo Forner publicó bajo el pseudónimo de Antonio Varas una Carta en la que reprobaba con su habitual dialéctica los rasgos poéticos del poema épico La Riada.

 

Descripción bibliográfica

Trigueros, Cándido María, La Riada por D. Candido M. Trigueros; descríbese la terrible inundación que molestó a Sevilla en los últimos días del año 1783, y los primeros de 1784. Sevilla: Oficina de Vázquez y Comp., 1784. 
xxvi pp., 115 pp., 4º. Sign: BNE U/3306.

Ejemplares

Biblioteca Nacional de España

PID bdh0000086516

Bibliografía

Aguilar Piñal, Francisco, Un escritor ilustrado: Cándido María Trigueros, Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Científicas - Instituto de Filología, 1987.

Iriarte, Tomás, Carta de Tomás de Iriarte a Cándido María Trigueros, ensalzando el nuevo poema de éste, “La riada”. Madrid, 28 de mayo 1784 [Manuscrito], BNE RES/227/5

Trigueros, Cándido María, Carta de agradecimiento de Cándido María Trigueros a Tomás de Iriarte, por el elogio de su obra La riada. Sevilla, 12 de junio de 1784 [Manuscrito], BNE MSS/12977/12

Cita

Cándido María Trigueros (1784). La Riada por D. Candido M. Trigueros, en Biblioteca de la Lectura en la Ilustración [<https://bibliotecalectura18.net/d/la-riada-por-d-candido-m-trigueros> Consulta: 28/09/2022].