Biblioteca de la Lectura en la Ilustración
Proyecto Admin
Identificación

Parnaso español. Colección de poesías escogidas de los más célebres poetas castellanos, Tomo V

Juan José López de Sedano
1771

Resumen

El prólogo del tomo quinto se divide en dos partes bien diferenciadas: el tema de las composiciones poéticas que incluye el volumen y la novedad sobre la incorporación de notas aclaratorias.

Por un lado, Sedano explica que el tomo contiene textos de poesía mística, la cual ha considerado separar del resto para no mezclarla con la profana debido a los asuntos diferentes que se abordan o tratan en ella y, también, por su abundancia. A lo largo de todos los prólogos del Parnaso el compilador insiste en algunas ideas recurrentes: el éxito de la obra, su utilidad, la dificultad de encontrar materiales, los criterios de inclusión de las traducciones, la grandeza de los poetas de la nación y la ingente cantidad de textos existentes, entre otras.

Son interesantes dos valoraciones del riojano a propósito de la poesía sagrada. Por un lado, entiende que todos los grandes vates de la nación practicaron esta especie lírica (afirmación que no es real, aunque sí una tendencia muy extendida). Por otro, retoma los criterios ecdóticos del prólogo al tomo cuarto, pero de una manera mucho más sutil: admite que, como editor, podría haber intervenido más en este volumen, pero concede que no lo hace para cumplir con sus principios, que defienden «dejar intactos el estilo y carácter de los poetas» para mostrar, así, su genio y maestría en la lengua castellana.

El segundo asunto del que se encarga el compilador es el de la anotación de los textos. Se apunta en el estudio de prólogos a tomos anteriores que se echaban en falta algunas indicaciones sobre los textos que pudieran aclarar determinados significados. A partir del tomo quinto —apunta Sedano— las incluye en el apartado destinado a las erratas. Aunque no se hubiera tratado de un aparato crítico, lo cierto es que el colector no desarrolla demasiado esta propuesta, que hubiera enriquecido la magna obra. Esta es, sin embargo, una apreciación hermenéutica actual, pero en el plan editorial de Sedano no se incluía ese afán de erudición por considerarlo complicado de abordar para una sola persona y que se asemejaría a los denostados lexicones.

El compilador asume que las primeras versiones de las magnas obras no pueden ser perfectas, aunque defiende su planificación y ejecución meditadas.


Tras el prólogo se incluyen las noticias biobibliográficas de los siguientes poetas del tomo V: fray Luis de León, Gregorio Hernández de Velasco, Alonso de Ledesma, Bernardino de Rebolledo y fray Hortensio Félix Paravicino y Arteaga. Tras estas, composiciones de fray Luis, Bartolomé Leonardo de Argensola, Hernández de Velasco (una traducción de Sannazaro), Ledesma, Pedro Espinosa, Rebolledo, Miguel Sánchez, Francisco de Quevedo, Ignacio de Luzán (una traducción de santo Tomás de Aquino), Cristóbal de Villarroel, Paravicino (incluyendo una versión romanceada de la secuencia del Santísimo Sacramento), Bartolomé Cairasco de Figueroa y Agustín de Tejada.

Ponen fin al volumen los comentarios sobre las composiciones y la fe de erratas.

Descripción bibliográfica

[López de Sedano, Juan José], Parnaso español. Colección de poesías escogidas de los más célebres poetas castellanos. Tomo V, Madrid: Joaquín Ibarra, 1771.
lii, 371, xxv pp., 8º. Sign.: BNE, 2/71374.

Ejemplares

Biblioteca Nacional de España

PID bdh0000254183

Bibliografía

Consúltese Parnaso español. Colección de poesías escogidas de los más célebres poetas castellanos, Tomo I.

Cita

Juan José López de Sedano (1771). Parnaso español. Colección de poesías escogidas de los más célebres poetas castellanos, Tomo V, en Biblioteca de la Lectura en la Ilustración [<https://bibliotecalectura18.net/d/parnaso-espanol-coleccion-de-poesias-escogidas-de-los-mas-celebres-poetas-castellanos-tomo-v> Consulta: 28/09/2022].

Edición

PRÓLOGO

Con particular estudio se han separado de entre la multitud de materiales sacados para esta obra del inmenso tesoro de todas las clases de la poesía lírica las pertenecientes a la poesía mística y sagrada; lo primero, por no parecer conveniente mezclarla con la profana, y lo segundo, por ser tanta la abundancia de las de esta especie que era ya forzoso desembarazarnos de alguna parte, ofreciendo el primero tomo de ella —como se ejecuta con el presente— con no menor satisfacción que los anteriores, así por la novedad y diferencia de los poetas que se incluyen (aunque esta ventaja es común a todos los tomos), como por la de que aunque sean por la mayor parte los mismos que ya se han incorporado, se les mira en esta diversa clase de poesía con otro aspecto muy diferente que en la poesía profana.

En efecto, esta es una nueva provincia, no menos abundante y preciosa, que entramos a disfrutar de nuevo, y puede por sí componer algunos tomos de la colección del Parnaso español, tanto porque casi todos nuestros célebres poetas han ejercitado su ingenio en algunos asuntos sagrados, como porque otros le [1] han dedicado absolutamente a ellos con famosas y corpulentas producciones.

No se comprenden en este número y título de sagradas las poesías morales, pues estas indiferentemente van mezcladas con las profanas porque, no siendo en rigor místicas ni sagradas, se pueden incluir en aquella clase.

En punto de las traducciones se observa la misma regla que en la poesía profana: insertando las piezas de corto o regular tamaño y dejando las de grande extensión, que puedan componer volumen separado por sí mismas o por la precisa unión de muchas pequeñas en un cuerpo proporcionado, para llenar uno de los artículos de este proyecto, si llega al estado de completarse en estos términos.

Se ha observado no solo igual prolijidad en las piezas incluidas que en los tomos antecedentes, sino tanto mayor cuanto es lo delicado de la materia, suprimiendo lo que bajo la escrupulosa moderación ya insinuada se haya tenido por conveniente o enmendando o supliendo lo que haya sido indispensable en algunos textos o lugares de nuestros poetas defectuosos, oscuros o viciados en la impresión o en la copia [2]. En ninguno de los tomos hasta aquí publicados habrá habido tanta capacidad como en el presente de introducir la lima o la reforma, pero estando ya de antemano dada la razón del por qué no se practica ni debe practicarse esta operación, sino dejar intactos el estilo y carácter de los poetas, solo se repite aquí para insinuar que por esta causa no se ha ahorrado trabajo alguno en la obra (suponiendo que por la misma y otras no aparece en ella todo el que cuesta) y desvanecer al mismo tiempo la idea que tal vez habrá podido ocurrir a alguno de reputar la presente por una confusa y precipitada colección de poesías hacinadas, sin orden ni conexión, y que ínterin que se da en lugar más oportuno la razón concluyente de lo imposible, que se hace observar ciertos ápices de método y cronología que se estimarán, se entienda que el presente es un proyecto de muchos años de pensado, algunos meses de digerido y no pocos días de trabajado.


Es cierto que, para mayor ilustración y adorno de la obra, hubieran convenido algunas notas o advertencias que dirigiesen al conocimiento y mayor claridad de algunas noticias, lugares oscuros, frases o licencias de nuestros poetas, y es cierto también que no ha salido muchos años ha en España una obra [3] más a propósito para ejercitar la pluma en este género de trabajos, ostentando a poca costa erudición de diccionario si este proyecto se hubiese intentado en otro siglo o caído en manos menos desengañadas de la poca estimación que merecen estas indigestas masas de erudición impertinente, pero se ha dejado de practicar porque, siendo tantas las piezas que debe comprender la colección y estas de tan diferentes naturalezas, genios y estilos, podrían crecer de forma que hiciesen insufrible la obra, hallándonos en el escollo de aquellos molestos lexicones [4] que tienen ya detestados la experiencia y, además, aun ciñéndose a los términos de la moderación y la oportunidad, era una empresa demasiado insoportable a las fuerzas de un hombre solo, por cuya causa con bastante sentimiento se han dejado de insertar algunas breves notas en el discurso de la obra que hubieran sido muy conducentes al referido fin, pero no habiéndose tenido por conveniente practicarlo desde el primer tomo de esta colección, no pareció regular ejecutarlo en los siguientes. Sin embargo de esto, y en virtud del dominio que tiene cada autor en su obra y la facultad de mejorarla siempre y cuando lo hallase por conveniente, se incluirán desde este tomo en adelante tal cual nota o declaración que ilustre algún lugar, noticia, nombre o frase menos inteligible, y juntamente algunas advertencias dirigidas al propio efecto que se incluirán con las erratas en lo sucesivo. Si esta obra quedase en términos de fácil reproducción, podrá mejorarla otro más curioso y más inteligente con el adorno de estos y otros requisitos y menudencias que conduzcan a aquella total perfección que no pueden tener los grandes proyectos la primera vez que se emprenden.

  1. Se refiere a «su ingenio».
  2. Repite, solo sucintamente, algunos criterios ecdóticos que había propuesto en el prólogo del tomo cuarto de la colección.
  3. Parece que Sedano se refiere, particularmente, a la Historia literaria de España desde su primera población hasta nuestros días de los hermanos Rafael y Pedro Rodríguez Mohedano, que vio la luz en diez tomos entre 1766 y 1791 y quedó inconclusa.
  4. Tomado, generalmente, como sinónimo de diccionario, aunque también se incluyen entre ellos los glosarios, vocabularios y listados de términos.